Google+ Followers

lunes, 1 de diciembre de 2014

INQUIETARTE/INQUIETA

Teatro Olimpia Villa del Río (Hacer click para ver imagen completa)

1 de diciembre de 2014 (publicado en http://www.inquietarte.es/ampliab.php?id=645

INQUIETAS/ Yolanda Cruz - Así fue el "Taller VisualízaMe" con los jóvenes de Villa del Río, Córdoba

Por tercer año consecutivo, una selección de cortometrajes participantes en el festival de cortometrajes VisualízaMe, Audiovisual & Mujer que organiza Fundación Inquietarte, completa el programa de actividades con las que el Ayuntamiento de Villa del Río ha celebrado el día internacional contra la violencia machista, manifestando su rechazo a esta lacra social.

Y si en en las dos primeras visitas de VisualízaMe a la localidad cordobesa en el teatro Olimpia se dieron cita colectivos culturales y asociaciones de mujeres, además de público en general, en esta tercera visita, los destinatarios han sido los más jóvenes, estudiantes de ESO. Más de 170 alumnos y alumnas del instituto Nuestra Señora de la Estrella y del colegio concertado, Divina Infantita, se han acercado a la realidad de la Violencia Machista y a sus consecuencias a través de las miradas de varias realizadoras y de realizadores cuyos trabajos han participado en la IV edición del festival. Así, se han proyectado los cortometrajes¡Calle!” de Sara Esteban y María Olalla Olea (2013), “Insania” de Daniel Diosdado (2013), “Entre colegas” de Mabel Lozano (2014), “Al otro lado de la puerta” de María Soriano Rodríguez (2013), “Asesinos ¿dígame?” de Raquel Polo (2013), “María” de Mónica Lairana (2013), Premio al Mejor Cortometraje de Ficción IV VisualízaMe, “Moiré” de Juancho Bañuelos y Estefanía Cortés (2014), y el cortometraje “Mi tatuaje”, de Cristina Lafuente Echevarri (2012), producido por Fundación Inquietarte.

La violencia machista se muestra a través de estos trabajos desde distintas perspectivas; Sara Esteban y María Olalla Olea critican la “sordera y ceguera” voluntarias y cómodas con las que, a entender de las realizadoras, parte de los sociedad se evade de la obligación moral de ayudar a las víctimas de la violencia machista, “¡Calle!”, denuncia la deshumanización social que en cortos como en “María” de Mónica Lairana se extrema hasta llegar a mostrar una animalización de las víctimas a manos de, en este caso, de sus explotadores, para denunciar el cada vez mayor número de mujeres objeto de trata, sometidas a esclavitud sexual. La esclavitud sexual y la prostitución también es el argumento central de “Entre colegas” (2014) de Mabel Lozano, en este caso como argumento de debate entre estudiantes tanto de instituto como de universidad.

(Hacer click para ver imagen completa)

La violación está presente en dos de los cortometrajes proyectados; “Insania” (2013) de Daniel Diosdado y “Al otro lado de la puerta” (2013) de María Soriano Rodríguez. Ambientados en épocas diferentes, la actualidad y la posguerra, presentan algo en común, en sendas historias, las víctimas abandonan la actitud pasiva de la “reacción” ante la agresión para actuar, para ser agentes activos e impedir la consumación del delito.

Las víctimas colaterales de la violencia machista tiene eco en cortos como Moiré” (2014) de Juancho Bañuelos y Estefanía Cortés, en el que un niño de unos 10 años crece sin la posibilidad de que se le permita la exploración de su sexualidad y la búsqueda de su identidad, en un cotidianidad costumbrista en la que todo gira alrededor del cabeza de familia, el abuelo, déspota y autoritario, del que su madre y su abuela lo esconden.

La normalización social de comportamientos y actitudes machistas, entendidos como los primeros estadios de una potencial violencia machista empiezan a dejarse sentir en la población más joven, entre chicos y chicas de 15 a 16 años. El concepto de propiedad en la pareja y la desigualdad que este genera entre los miembros de la pareja es tema cuyo debate facilitó el cortometraje “Mi tatuaje”, de Cristina Lafuente Echevarri (2012).

Y la normalización pero llevada al límite es lo que propone Raquel Polo en su transgresor trabajo “Asesinos ¿dígame?” (2013). Deshumanización y normalización que provocarían el cambio de rol para los maltratadores que abandonarían su papel de verdugos para ser las víctimas.
Del debate que siguió a la proyección de cada uno de los cortos se desprenden algunas conclusiones que no dejan de ser alarmantes; los jóvenes tienen asumidos roles de pareja que les inducen a actuar de modo dominante a ellos y complaciente a ellas, comportamientos dañinos ambos y motivados por la inseguridad que les genera el otro, el temor a su abandono.
  
(hacer clik para ver imagen completa)

Tales testimonios fueron compartidos por algunos de los jóvenes camuflados de bromas, por turnos abucheados por el sexo contrario y jaleados por el propio. Los roles y comportamientos imitados por los jóvenes no son solo los que pueden ver en sus respectivas casas a través de la relación que mantienen sus progenitores entre sí o con ellos, o cualesquiera otras figuras referentes. Los productos audiovisuales que consumen, principalmente series de TV y Reality Shows, son los soportes a través de los que estos jóvenes reciben los modelos a seguir. La escasa o nula educación audiovisual que padecen los mantiene en el grupo de espectadores receptores pasivos sin capacidad de reflexión ni, por consiguiente, de autocrítica.

La toma de conciencia de lo condicionado de su comportamiento, debido precisamente a la inconsciencia con la que consumen estos productos audiovisuales, ha sido uno de los objetivos alcanzados con la proyección, así como la “re-catalogación” de algunos de sus comportamientos a la hora de relacionarse con el sexo contrario, no entendidos hasta ese momento como comportamientos machistas, ni por los chicos ni por las chicas.

Experiencias didácticas como esta me llevan a concluir en la urgencia de incluir la alfabetización audiovisual en la educación para colaborar en el correcto desarrollo cognitivo de niños y adolescentes, que les permita crecer a la par que lo hace la educación de su mirada.
 



sábado, 8 de noviembre de 2014

INQUIETARTE/INQUIETA
Con Aurelia Jiménez Godoy (hacer click para ver imagen completa)
 
Miércoles, 5 de noviembre de 2014 (publicado en http://www.inquietarte.es/ampliab.php?id=642)
 
INQUIETAS / Yolanda Cruz - La normalización de la violencia machista

Que el poder, económico, social y cultural, continúe estando en manos de los hombres mayoritariamente, es una de las causas que permite que estos puedan ejercer violencia sobre la mujer y que la normalización de la violencia machista por la sociedad es un hecho, lamentable pero un hecho, fueron las principales conclusiones alcanzadas en las II jornadas sobre Violencia machista en el cine que, con el título de Crisis, sexo y canibalismo, ha organizado Fundación Inquietarte con la asociación de Mujeres Juristas de Almería.

Las jornadas, coordinadas por Aurelia Jiménez Godoy, presidenta de Mujeres Juristas, tuvieron lugar en la Casa de las Mariposas de Almería y en su programa incluían, además de la proyección de Tryouts (Susana Casares, 2013), el cortometraje ganador del premio que esta asociación profesional concede en el marco del festival VisualízaMe, Audiovisual & Mujer, la de una selección de cortometrajes cuyo contenido se fundamenta en la violencia machista ejercida sobre la mujer en distintos ámbitos y a distintos niveles.

Al igual que en el resto de los cortometrajes que han participado en la IV edición de VisualízaMe, Audiovisual & Mujer, los audiovisuales centrados en la violencia de género también son muestra de la presencia de la crisis narrada a través del sexo y del canibalismo, los temas mayoritariamente tratados por los cortometrajistas en esta edición.

La selección de cortometrajes proyectados la integraban María de Mónica Lairana (2013) ganador del premio al mejor cortometraje de Ficción, Insania de Daniel Diosdado (2013), Asesinos ¿dígame?, de Raquel Polo (2013), Celebraciones de Paz Piñar y Al otro lado de la puerta de María Soriano (2013); títulos que narran historias de esclavitud sexual, violaciones, abusos de poder, humillaciones y normalización de agresiones a las mujeres.

En su corto María, la argentina Mónica Lairana muestra la prostitución de manera sórdida y brutal, apoyada en un más que correcto uso del lenguaje cinematográfico. El espectador asiste a la animalización de la Mujer, llamada María como representante de todas las hembras, y al  modo en el que es devorada por sus explotadores, cómo desaparece, literalmente, bajo los cuerpos anónimos de los hombre que la usan. La crisis es el motivo por el que María ha pasado de perseguir sueños a ser explotada y alimentada como si de un animal se tratara, mientras permite lucrarse a quienes la compran y venden.

Insania de Daniel Diosdado y Al otro lado de la puerta de María Soriano ilustran dos intentos de violación en los que las víctimas, las mujeres, optan por actuar en lugar de limitarse a reaccionar. En ambos casos, lejos de buscar que sus agresores finalicen pronto el acto de la violación infiriéndoles el menor daño posible, las víctimas persiguen la sorpresa del agresor, un estupor que les permita ser quienes controlen la situación. Los dos trabajos abarcaron buena parte del debate posterior, las propuestas arriesgadas de Diosdado y de Soriano no dejaron indiferente al público, antes bien le generaron una mezcla de rechazo y empatía hacia ambas protagonistas que solo encontró su equilibrio en la idea común de que ambas violaciones se intentan ejecutar desde la situación de poder que ostenta el hombre sobre la mujer, siendo este poder, social y mayoritariamente aceptado,  una de las principales causas y orígenes de la violencia machista que se ejerce sobre la mujer.

El peligro que entraña la normalización de la violencia machista y sus consecuencias son los argumentos de Asesinos ¿dígame?, de Raquel Polo y de Celebraciones de Paz Piñar. En Asesinos..., Polo da una vuelta de tuerca y presenta una sociedad en la que la violencia machista ha ido más allá de una normalización, ahora los agresores son atendidos y entendidos como víctimas de su pareja, de una mujer cuya actitud les “obliga” a agredirla e incluso a ocasionarle la muerte, en un intento de “defenderse” de ella.

Con el cortometraje de Paz Piñar, asistimos a la celebración del cumpleaños del cabeza de una familia “normal”; pareja de clase media alta con dos hijos, uno de ellos adolescente, en un restaurante de categoría en el que dicho homenajeado recibe un trato de favor, a causa de su presumible alto estatus social y económico. El modo prepotente y grosero en el que se dirige tanto a su familia como al personal del restaurante resulta sin duda familiar para una buena parte del público que reconoce la normalización de tal comportamiento por la sociedad. Las consecuencias que, en la educación de los hijos de dicha pareja, imitadores de comportamientos, tiene esa violencia  soterrada para con la mujer, ya sea la esposa, la camarera o la protagonista de los chistes y anécdotas que el padre insiste en contar, son inevitables y dañinas tanto para los hijos como para quienes acabarán siendo sus víctimas.

Si bien la normalización no está presente en todos los cortometrajes, sí lo está el poder, social, político, económico o físico, desde el que el hombre ejerce su violencia, silente o no, psicológica o física, letal o no, pero machista en todos los casos.

La Madrastras canibal, auxiliares y tesoros
Un cuento con heroína valiente y luchadora es el que se nos cuenta en Tryouts de Susana Casares (2013), una Caperucita violeta, como se nos presenta la protagonista. Un heroína atrapada entre dos culturas, la estadounidense, y la de su familia, emigrante musulmana. Nayla desea ser animadora del equipo deportivo de su instituto, se prepara las pruebas de acceso con una amiga y consigue superarlas. Sin embargo, mientras la entrenadora le advierte de la imposibilidad de que pueda tocarse la cabeza con el hiyab si quiere asistir a los entrenamientos y partidos, en casa, pese a la complicidad del padre, se encuentra con la total negativa de la madre a permitirle mostrar su cabello. De esta manera, Nyla se encuentra en el vértice de un triángulo flanqueado por dos símbolos de la madrastra canibal de los cuentos de tradición oral, la entrenadora y la madre.

Fuera de este triángulo, otros tres personajes de los cuentos de hadas, el auxiliar, representado por el padre, el único que la ayuda en su intento de conseguir su sueño; el falso auxiliar; la amiga con la que se prepara la prueba y que la abandona ante la imposibilidad de que pueda formar parte del equipo sin desprenderse del hiyab; y el tesoro o talismán, la hermana pequeña de Nyla, cuya corta edad le permite mostrar aún su pelo. Ver jugar a la pequeña imitando sus bailes de animadora con el cabello suelto es el revulsivo que la heroína necesita para buscar la solución a su problema. Una solución “salomónica” e impactante que le va a permitir desafiar a las dos madrastras, a las dos culturas, en resumen, a la intransigencia.

jueves, 30 de octubre de 2014

INQUIETARTE/INQUIETA
IES Cañadas de las Fuentes, Quesada, Jaén (Hacer click para ver imagen completa)

Jueves, 16 de octubre de 2014 (publicado en www.inquietarte.es)

INQUIETOS / Yolanda Cruz - Unidad didáctica de introducción al lenguaje cinematográfico y a la semiótica de la imagen

Por tercer año consecutivo, el festival Visualízame ha acudido a su cita con uno de los destinos de su itinerancia, el museo Zabaleta de Quesada, Jaén. En esta ocasión, nuestra visita ha sufrido dos novedades, por una parte, la proyección de los cortometrajes ganadores de la IV edición del festival Visualízame, Audiovisual & Mujer, que organiza Fundación Inquietarte, ha tenido lugar en el salón de actos de la Casa de la Cultura, debido a que en el Museo se están realizando las obras de remodelación que le permitirán albegar una nueva sala dedicada a Miguel Hernández; por otra, se han sumado al publico de Visualízame, los alumnos y alumnas del Instituto de Enseñanza Secundaria, Las Fuentes.

Crisis y sexo

El palmarés de la IV edición del festival Visualízame, Audiovisual & Mujer, se proyectó el jueves 16 de octubre y fue una muestra de los argumentos que este año han primado en los trabajos recibidos a concurso y que pueden agruparse en un epígrafe común, la crisis. Esta crisis, social, económica, política y cultural se refleja en cortometrajes cuyas historias se centran en las ausencias parentales, en el sexo y el canibalismo, este último, tanto literal como metafórico. Así, en el caso del sexo, se da una vuelta de tuerca al tema de la prostitución, a través de la esclavitud sexual como en “María” de Mónica Lairana (Argentina, 2014), premio al mejor cortometraje de Ficción; una esclavitud que es posible desde la crisis que obliga a creer en encontrar un trabajo mejor a mujeres que abandonan sus países engañadas, y desde la crisis que aprovechan para lucrarse los mercaderes de personas que compran y venden a estas mujeres, más que animalizadas, cosificadas. El sexo pactado como remedio a la soledad y a la dificultad de mantener relaciones no virtuales, como en “La mujer asimétrica”, de Ana, M. Ruiz, (España, 2014), ganador del premio a la mejor Interpretación femenina para Teresa Arbolí.

La crisis a través del canibalismo, metafórico como en el caso de “Democracia”, de Borja Cobeaga (España, 2014), ganador del premio al mejor Guion Original y el canibalismo literal, como en “Canis”, de Marc Riba y Anna Solanas (España, 2014), ganador del premio al mejor corto de Animación.

El palmarés se completa con el premio al mejor Documental; “Zela trovke”, de Asier Altuna (España, Holanda, 2014), la Mención Especial a “Not anymore a story of revolution”, de Mattew VanDyke (Siria, 2014) y los Premios Especiales; Funespaña para “Epitafios”, de María Ballesteros (España, 2014) y Mujeres Juristas de Almería para “Tryouts” de Susana Casares (España, USA, 2014).

Lenguaje cinematográfico y miradas

El viernes 17, alumnos y alumnas del IES Cañadas de las Fuentes de Quesada asistieron a una unidad didáctica de introducción al lenguaje cinematográfico y la semiótica de la imagen que, como directora de Visualízame, Audiovisual & Mujer, y desde el compromiso con la formación que comparto con Fundación Inquietarte, desarrollé, apoyada en el material audiovisual de la IV edición del festival.

Partiendo de los contenidos argumentales que, mayoritariamente, han ocupado las tramas de los cortos participantes en el IV Visualízame, es decir, la crisis a través del sexo y el canibalismo. El alumnado asistió a la proyección de varios trabajos; “María” de Mónica Lairana (Argentina, 2014), premio al mejor cortometraje de Ficción y el finalista “21 con 40” de Susán Béjar y Gabriel Beitia (España, 2014) como dos registros desde los que abordar la crisis a través del sexo; el drama, en la historia de la esclava sexual María, y en la decisión de una mujer de más de 40 años de edad de quedarse embarazada, pagando por ello el coste de una pizza a domicilio, en el segundo de los casos.

Para ilustrar el canibalismo desde formatos y géneros diferentes se proyectaron los cortometrajes premiados “Canis”, de Marc Riba y Anna Solanas (España, 2014); un crudo relato en el que el hombre se nos muestra como un depredador más que no repara en devorar a los de su especie o en reproducirse con los de otra, en una involución hacia la animalidad, como punto de partida del camino a la supervivencia y “Democracia”, de Borja Cobeaga (España, 2014), cortometraje de ficción en género de, con el canibalismo metafórico en su base argumental, para ilustrar la, denominada por Freud, pulsión; la pulsión de la muerte del otro para preservar la vida de uno mismo. También se proyectaron los cortos de ficción finalistas “Encarna viva” de María Sánchez Testón (España, 2014) y “La cena canibal” de Mónica Negueruela (España, 2014). Dos degluciones, la primera en una carnicería, tres mujeres de mediana edad degustando el jamón fresco y recién cortado por el carnicero, entregado a la causa de levantar el país apostando por los recortes aunque estos se inflijan, de modo literal, a los ciudadanos; la segunda, una cena compartida por dos parejas en un lujoso restaurante, vegetariana una y carnívora otra, una cena de cazadores que caerán en su propia trampa.

La proyección de estos audiovisuales fue, a la vez, punto de partida y material de apoyo para ilustrar las nociones básicas de acercamiento al lenguaje cinematográfico que compartí con ellos, unas nociones lo suficientemente claras como para despertar en ellos la inquietud por conocer un lenguaje, del que, si bien, como integrantes de una generación educada en la sociedad de la información y el audiovisual, reciben información y generación de emociones, desconocen los mecanismos que permiten esta transmisión de información y emoción de modo audiovisual, lo que les ancla en el papel de receptores más que de espectadores.

La sesión finalizaba con la proyección de “Un lugar mejor” de Moisés Romera y Marisa Crespo (España, 2014), un claro ejemplo de lo limitado de la información que recibimos, a través de un audiovisual, cuando permanecemos en el papel de receptores.

La experiencia en el instituto resultó tan positiva que tendrá continuidad en la itinerancia de la próxima y ya V edición del festival Visualízame, Audiovisual & Mujer, pasando entonces a impartirse como taller con una duración más extensa.


martes, 21 de octubre de 2014

INQUIETARTE / INQUIETA

Casa de las Mariposas, Almería (Julio 2014), (Foto: Gloria Casares)
 
 
 Martes, 15 de julio de 2014

INQUIETOS / Yolanda Cruz - Estuvimos con el Tren de la libertad
 
Contra un reforma de Ley que nos lleva de vuelta al franquismos y nos incluye en la la lista de países del tercer mundo.

“Hace años estaba aquí luchando por lo mismo y hoy he tenido que volver hoy con mi nieta, esto no puede ser”, “hace 32 años las recogía en la estación y las acompañaba a la clínica, me manifestaba para apoyarlas y después de 30 años tengo que seguir haciéndolo” el primer lamento, el de una mujer española, el segundo, una londinense, a parte de la mezcla entre incredulidad e indignación, a ambas mujeres les unen tres semejanzas, las dos son feministas, son septuagenarias y se manifestaban en contra de la reforma de la Ley del Aborto el 1 de febrero de este año, el día en el que el Tren de la Libertad llegaba a Madrid.

Mujeres feministas de todas Europa viajaron en dicho tren o se manifestaron en sus respectivos países, con las mismas ganas y convencimiento de hacía más de 30 años. Lejos de pesarles sus 70 años, se aferraron a sus convicciones y sacando fuerzas de la impotencia y la rabia pusieron en marcha esta iniciativa que se extendió como la pólvora a través de las redes sociales y que ha inspirado a millares de mujeres en Europa y América del sur.

CIMA, el colectivo de mujeres cineastas, encabezadas por la realizadora Oliva Acosta, filmó el desarrollo de esta actividad, su germen, su crecimiento, y su celebración. Más de 80 profesionales del cine y el audiovisual, han participado en la producción del documental que arranca del título de esta protesta “Yo decido. El tren de la libertad”. Las mujeres de CIMA nos sumábamos así a esta reivindicación que, lanzada desde el norte de España, ha servido de imán para que miles de mujeres llegaran en tren a Madrid y exigieran al Gobierno el mantenimiento de la actual Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo.

El documental se estrenó en Asturias el 7 de julio y el 10 en más de 30 ciudades españolas, de modo simultáneo, se presentaba este trabajo a la sociedad. En Almería, mi colega en CIMA, la realizadora almeriense, Nuria Vargas, fuimos las encargadas de dar a conocer el trabajo de nuestras compañeras en un acto en el que, la proyección de la película, presentada por Nuria, se completaba con la celebración de una mesa redonda y coloquio con el público, que, como directora del festival de cortometrajes, Visualízame, Audiovisual & Mujer que organiza la Fundación Inquietarte, me permitió intercambiar reflexiones e informaciones con Francisca García Gallego, presidenta de ACAI y con la presidenta de Mujeres Juristas y asesora jurídíca de Fundación Inquietarte, Aurelia Jiménez Godoy.

Francisca García Gallego puso de manifiesto la indefensión en la que quedará el profesional sanitario a partir de la reforma de la Ley ya que los profesionales que practiquen el aborto y no la mujer quienes incurran en un delito. Por su arte, Aurelia Jiménez Godoy insistió en que la ley relega a la mujer a ser una persona necesitada de tutela, sin capacidad de decisión, es decir, a un papel civil inferior, la decisión no la adoptará la mujer, serán profesionales ajenos a ella misma quienes la adopten. Ambas expertas coincidían en el hecho de que los trámites que han de desarrollarse en el juzgado van a dar lugar a que se alargue el proceso de solicitud de aborto más allá de las 22 semanas que estipulará la Ley para que este pueda ser realizado. A la duración de dichos trámites burocráticos se añaden los 7 días de reflexión que se exigen a la mujer antes de decidir, un periodo, entendido por ambas, como de absurdo ya que no se puede reflexionar sobre aquello que no se puede decidir. Con estos 7 días más, el gobierno parece asegurase de que no se pueda llevar a cabo todo el proceso en los plazos que marca la Ley.

Desde la Fundación Inquietarte aportamos los datos que nos facilita el festival nacional de cortometrajes, Visualízame, Audiovisual & Mujer. Tras las 4 ediciones, contamos con una base de datos de más de 600 cortometrajes, entre ellos solo dos tratan directamente el tema del aborto; Pasionaria de Leonor Bruna (2010) en el que se cuenta la historia de una joven de 17 años que en vísperas de su examen de selectividad, en 1975, quiere abortar; y Virgen Negra, de Raúl de la Fuente (2011), ganador en la primera edición del festival del premio al mejor documental, trabajo que muestra las circunstancias culturales, políticas y sanitarias en las que desarrollan su vida sexual las mujeres en Mozambique. En los dos audiovisuales se habla del aborto, bien del aborto y sus consecuencias penales, sociales y físicas en la españa franquista, bien del aborto en un país, catalogado de tercermundista, realidades, aparentemente lejanas pero que, tras la reforma de la Ley y la entrada en vigor de esta, acontecerán en España, un vuelta a los años 70 con lo que política e ideológicamente este retroceso significa y una entrada en el listado de los países tercermundistas, entendidos estos como tales, debido a la precariedad en la que se desarrollan vitalmente los individuos que en ellos habitan.

Tras recordar las experiencias educativas llevadas a cabo por Aurelia Jiménez en centros de enseñanza secundaria, cuando desempeñaba el cargo de coordinadora de Amnistía Internacional, apoyada en material audiovisual de la Fundación Inquietarte, el coloquio se cerraba concluyendo en dos argumentos.

La actualidad social, política y económica se ve reflejada en distintos argumentos que van desde la crisis económica, los recortes económicos, los impagos de hipotecas, los desahucios, las crisis personales y de pareja como metáforas de las crisis social, e incluso el canibalismo, frente a la escasez de cortometrajes que centren su trama en la reforma de la Ley del Aborto y sus consecuencias para la mujer, lo cual nos lleva a la conclusión, y en ellos estuvimos de acuerdo la tres intervinientes, de que este no uno de los temas que más preocupen a las jóvenes de nuestro país. Las últimas encuestas realizas por el INE indican que los temas que más preocupan a los españoles son el paro y la crisis, la reforma de la Ley del Aborto no ocupa ningún lugar destacado en la lista de asuntos que nos dificultan el sueño.

Sin embargo, y con un matiz optimista, también coincidimos ya no solo entre nosotras si no con el público asistente, en que a mujeres de 20 a 30 años de edad les resulta muy difícil imaginarse en un contexto social que no han vivido, y el hecho de haber nacido gozando ya de unos derechos democráticos les dificulta entender lo que podrá suponerles la pérdida de estos. Para estas mujeres son más reales el miedo a no poder hacer frente a una hipoteca o a que la crisis social les impida desarrollarse como profesionales, que la posibilidad de verse privadas de su capacidad de decidir si quieren ser madres o no, con quién y cuándo serlo. ¿El optimismo? Que si la reforma sale adelante no tardarán en reaccionar cuando se vean arrebatadas del derecho a decidir.

Yo decido. El tren de la libertad permite compartir los mejores y los peores momentos de la constante lucha de la mujer por mantener sus derechos. La película está a disposición de toda la ciudadanía de modo gratuito a través de distintas plataformas digitales.
 
 
Revista Adiós Cultural, nº 108 Septiembre - Octubre
(Hacer click para ver imagen completa)
 
EL TRÁNSITO ENTRE DOS MUNDOS, VENGANZAS POSTMORTEM Y SECRETOS DE FAMILIA, OTOÑO DE CINE

Entre la variedad de géneros y de historias que nos llegarán a las pantallas a partir del mes de septiembre, cinco títulos van a contar con la muerte como principal punto de arranque o de inflexión en su trama. La muerte como un estado del que se puede ir y volver, como en Si decido quedarme (R.J. CUTLER, 2014) o El libro de la vida (JORGE R. GUTIÉRREZ, 2014) sus consecuencias, El juez ( DAVID DOBKIN, 2014) y Nunca es demasiado tarde (UBERTO PASOLINI, 2013) o sus caras, Ahí os quedáis (SHAWN LEVY, 2014). Humor, drama y animación para todos los públicos.

¿Me voy o me quedo?

R.J. Cutler dirige Si decido quedarme (2014), en la que una adolescente, Mía (Chloë Grace Moretz), que reparte su tiempo entre sus dos pasiones, la música, ya que es una estudiante y futura virtuosa intérprete del Chelo, y su novio (Jamie Blackley). Tras un accidente que sufre toda su familia, ella queda en estado de coma, pero mientras su cuerpo permanece entre la vida y la muerte en el hospital, su alma o su conciencia, deambula por el hospital, puede ver a sus familiares y amigos, asistir a sus duelos, a sus reacciones, escuchar las sentencias de los médicos, los vaticinios sobre su vida “.. si regresa, lo hará huérfana”. De ese modo, sabiendo que la vuelta a este mundo le supondrá un cambio radical en su vida, tendrá que enfrentarse a una crucial decisión, dejarse llevar al otro lado y vencerse al miedo a lo desconocido, o escuchar la voz de su enamorado que, insistentemente le pide que no renuncie a una vida juntos y que luche, renunciando a seguir a su familia muerta. El guion de Shauna Cross, adaptación de la novela de Gayle Forman, ha sido llevado a la pantalla por el director de la serie de televisión Nashville, quien ha contado como protagonistas para a la pareja de esta historia de amor con Chloë Grace Moretz, Carrie en la última versión de este clásico (KIMBERLY PEIRCE, 2013) y Jamie Blackley (El quinto poder, BILL CONDON, 2013).

¿Los trabajos de Hércules o la comedia de Dante?

Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, 2006, entre otras) produce el tercer largometraje del realizador mejicano, Jorge R. Gutiérrez, El libro de la vida (2014), una cinta de animación cuya historia se desarrolla en torno a la tradicional fiesta mejicana del día de los muertos, “Un día en el que los espíritus pasan de un mundo al otro y todo es posible”. Manolo, un torero enamorado de una hermosa chica llamada María, es víctima de una apuesta entre dioses por la que tras el ataque de un rayo cae en un estado de aparente muerte que no es si no el inicio de un viaje de retorno al mundo de los vivos, junto a su amada María. Durante la travesía de vuelta habrá de recorrer tres mundos fantásticos y, en cada uno de los cuales, realizar un número de pruebas tal que le haga valedor del ansiado regreso. Una comedia romántica de aventuras en la que se dan la mano diferentes mitos y con la que los más pequeños conocerán las actitud de dos culturas ante la muerte.
La cinta cuenta con Channing Tatum, Danny Trejo, Zoe Saldana, Ice Cube y Diego Luna para dar voz a los protagonistas.

Y con la muerte se rasga el velo que oculta la verdad

David Dobkin, publicista y director de videoclips y serie de televisión, dio el salto al cine con Demasiado profundo (1998), cinta protagonizada por Joaquín Phoenix, ha dirigido una serie de comedias menores aunque, algunas de ellas notoriamente taquilleras, entre ellas Los rebeldes de Sanghai (2003), De boda en boda (2005) o El cambiazo (2011), firma ahora El juez (2014), un ambicioso proyecto para el que cuenta con un soberbio reparto, Robert Downey Jr (Hank Palmer), Robert Duval y Vera Farmiga.
Downey Jr, guarda en el armario el su traje de acero para volver al drama dando vida Hank Palmer, un exitoso abogado penal. Palmer, urbanita, separado y con un hijo, se ve obligado a volver a su pueblo de origen tras el fallecimiento de su madre. El regreso al que fuera su hogar le supondrá toparse con una dura realidad, su padre, Robert Duval, juez de la población, está acusado de la muerte de su madre. Palmer deberá solventar el distanciamiento que marca la relación con su progenitor, quien comienza a presentar síntomas de Alzheimer, para intentar construir su defensa. Un viaje a los orígenes para despedirse de la madre y muerta y tratar de recuperar al padre de una doble muerte, la pena por el asesinato del que se le acusa y la muerte en vida que le supone su veloz pérdida de memoria. Palmer estrechará lazos con familia, amigos y enemigos, además de contar con una nueva oportunidad de recuperar a su primera novia, Vera Farmiga.

Y después de la muerte
Uno de los estrenos más esperados, Nunca es demasiado tarde, de Uberto Pasolini (2013), realizador italiano, residente en Londres. Pasolini, que ha trabajado en la industria cinematográfica a caballo entre el Reino Unido y Los Ángeles, triunfó como productor con uno de los mayores éxitos del cine británico, The Full Monty (PETER CATTANEO, 1997). Dio el salto al largometraje con Machan (2008) y con esta su segunda película ya ha conseguido numerosos premios y reconocimientos, entre ellas, la nominación como mejor película europea en los Premio David di Donatello.
El actor Eddie Marsan da vida al solitario John May, un funcionario cuyo trabajo es buscar a los familiares de aquellas personas que fallecen solas, ya en su casa, donde son descubiertas al cabo de los días, bien en el hospital. May, es un hombre meticuloso, ordenado y entregado a su trabajo hasta el punto de involucrarse en las vidas y avatares de los familiares de los fallecidos. La crisis y los recortes lo dejarán sin trabajo, se verá obligado a dar un profundo cambio a su vida para lo que se apoyará en la red de conocidos y amigos que se ha tejido tras años de profesión. Acompañan a Marsan, Karen Druy y Andrew Buchan.

¿Bromas o venganzas?

Sin abandonar la comedia, género en el que más éxitos ha conseguido, (Noche en el museo, 2006, Noche en el museo 2 2009, Los becarios 2013 o Noche en el museo 3, 2014) Shawn Levy dirige Ahí os quedáis (2014), adaptación del Best Seller de Jonathan Tropper, a su vez, guionista de la película. El reparto reúne a Jason Bateman, ganador de un Globo de Oro al mejor actor de televisión por su papel en Arrested Development, Rose Byrne, Timothy Olyphant, Abigail Spencer, Tina Fey, ganadora de cuatro premios Emmy y a una espectacular Jane Fonda.
Tras la muerte del cabeza de la familia judía Boxman, los hijos y su mujer Hillary (Jane Fonda), a voluntad del difunto, y siguiendo la tradición, han de permanecer bajo el mismo techo siete días.
Cada uno de los componentes del clan llega a la semana de duelo obligado acarreando problemas y miserias de sus vidas, Judd (Bateman) uno de los hermanos, acabo de separarse tras descubrir que su esposa le engañaba con su jefe, él y el resto de la familia tendrán tiempo de compartir revelaciones de secretos, de viejos rencores, reaparición de antiguas pasiones, momentos de risas, confidencias y lágrimas, todo alrededor de la muerte del padre, cuya forzosa ausencia conseguirá no solo reunir a su familia en casa después de muchos años, si no que este encuentro catártico, alivie culpas y afiance los lazos entre los hermanos.
 
 
INQUIETARTE / INQUIETA
 
Yolanda Cruz (Foto: Jesús Pozo Gómez)
 
Domingo, 29 de junio de 2014

INQUIETOS / Yolanda Cruz - Canibalismo, sexo y ausencias parentales; la crisis en corto

La descripción de la sociedad y de su estado de salud que nos muestran las cineastas y los cineastas que han enviado sus trabajos al IV Visualízame ha impresionado al jurado. Describen una sociedad individualista en la que la solidaridad ha perdido terreno en beneficio de una vuelta al instinto primario de la supervivencia y a lo que, por conseguirla, es capaz de realizar un ser humano.

Temas como los derechos humanos, la discriminación y violencia de género, la inmigración, la muerte y las relaciones sociales vuelven a ser los que más se nos narran a través de estos trabajos, pero a ellos, este año se suman la crisis, las relaciones intergeneracionales y la ausencia de la madre, sustituidas por asistentas, abuelas y/o video juegos, y sus consecuencias en la educación y desarrollo personal de los hijos.

Además, la crisis económica, como argumento, da lugar a la aparición de dos temas que se nos presentan como prolongación de esta crisis: el sexo, el canibalismo. El sexo, mostrado de un modo descarnado a través del mundo de la prostitución, las relaciones sexuales, acomodadas o aburridas, entre parejas que bien asumen esa crisis con resignación, bien buscan soluciones con nuevas experiencias dentro o fuera de su pareja. El sexo como salida a la carencia de relaciones sociales en mujeres cercanas a los 50, invitaciones a través de agencias de parejas de internet, una llamada socorrida al servicio de Telepizza, y el sexo aparece sin necesidad de una relación.

El canibalismo, metafórico o no, es uno de los temas emergentes entre los que suelen narrar los cortos recibidos en Visualízame en anteriores ediciones. El hombre devorado por el hombre, contado a través de ventanas a realidades lejanas, pero no por eso menos ciertas, que nos muestran la cara más personal de los conflictos bélicos a los que asistimos privados de espanto, una carencia consecuencia de nuestra inmersión en la sociedad de la información.

El canibalismo, ironizado o disfrazado de fábula, como única salida del hombre acosado por el hombre, la supervivencia, sus exigencias y sus consecuencias. El canibalismo que se esconde tras la elección democrática de la siguiente víctima del sistema, el que se muestra y espera en una sociedad en la que, para salir adelante, los ciudadanos han de amputarse partes de su cuerpo, aplicarse los “recortes” que se les exige y entregarlos para que los devoren los otros, víctimas o abusadores.

Con los 184 cortometrajes recibidos  en la IV edición de Visualízame, se duplica el número de participantes con respecto a la anterior edición. De estos fueron seleccionados 93, de los que los 30 finalistas se han proyectado en la Madrid, en la sala Siluro Cocept, sede del festival.
Los cortometrajes proceden de todas las comunidades autónomas de España y de varios países, Inglaterra, Argentina, Méjico, Bolivia, Siria, India, Alemania, Francia, Chile, Emiratos Árabes, Los Ángeles, Hungría y coproducciones con Nueva York, Portugal, Grecia, Dinamarca, Irak, Líbano, Rusia y Burkina. 

http://www.inquietarte.es/ampliab.php?id=628